Entradas

Xanledo 2015

Imagen
Tinto atlántico:
-Xanledo 2015 (D.O. Ribeiro), coupage de caiño longo y brancellao con 11 meses en barrica de roble francés.
Picota brillante de capa media, ribete violáceo.
Nariz expresiva con notas de fruta roja y negra maduras, mineralidad y hierba fresca.
En boca es fresco y sabroso, con buena acidez, tanino pulido y marcado carácter mineral. Retrogusto medio y placentero.
Costó unos 18 €.
Un vino que me ha encantado, que quede escrito así. Esto es lo que yo busco cuando busco un tinto de esas zonas.
Excelente.

Arima, Madrid

Imagen
La madrileña calle Ponzano, o al menos parte de ella, es bastante buena idea. Y este local apunta alto. La idea esta vez solo era un aperitivo rápido y ver el local. Quizá otro día haya más tiempo.
La barra es pequeña y algo incómoda, pero se está a gusto.
Probé la morcilla de Beasaín, impresionante, y su gilda Joxefa 2.0, muy conseguida. Me quedé con ganas de más.
Hay vinos por copas, y cumplen sin alardes.
Pagué unos 12 € por todo.
Me gustó el sitio. Veo interés por el producto y buena mano. La carta apetece mucho.
Queda apuntado.

Esperando a los bárbaros 2015

Imagen
Argentina para hoy:
-Esperando a los bárbaros 2015 (Valle de Uco, Mendoza, Argentina), monovarietal de malbec con crianza en huevos de hormigón de 3000 litros.
Rojo picota de capa media, ribete violáceo.
En nariz es elegante. Fruta roja madura, hierba fresca y fondo mineral.
En boca destaca por su frescura, su viveza y su agradable paso por boca. De nuevo fruta y hierba fresca. Retrogusto medio y placentero.
Costó unos 14 €.
Matías Michelini es un moderno, al menos haciendo vinos, y eso es bueno. La malbec tiene múltiples registros, este me gusta mucho.
¡Qué vengan más!

Primogénito 2015

Imagen
Un tinto cordobés:
-Primogénito 2015 (D.O. Montilla-Moriles), monovarietal de syrah con unos 6 meses en roble americano y francés.
Rojo picota de capa media, ribete violáceo.
En nariz muestra la fruta propia de la variedad y algo de lo aportado por la madera.
En boca denota estructura pero falta de afinación. Retrogusto medio.
Costó unos 6 €.
Me apetecía probar un tinto cordobés, pero intuyo que este no es el mejor. Buen intento, no obstante, pero falta algo.

Xisto Ilimitado blanco 2016

Imagen
Me gustó el tinto, ahí va el blanco:
-Xisto Ilimitado blanco 2016 (Douro D.O.C.), coupage de rabigato, codega, gouveio y viosinho con envejecimiento en barrica usada y acero y permanencia de un año con sus lías.
Color amarillo pajizo brillante.
En nariz es expresivo, destacando fruta de hueso, hierba y minerales.
En boca es fresco y jugoso. Aparecen notas cítricas, frutas y flores blancas y mucha mineralidad. Retrogusto medio.
Costó unos 15 €.
Quizá prefiero el tinto, pero estamos ante un vino con personalidad y con un importante equilibrio.
Nada mal.

Federal Café, Madrid

Imagen
Tenía pendiente este bar de desayunos que aparece en todas las guías y revistas de moda.
Buen ambiente.
La carta es apabullante, casi tanto como las colas para entrar, pero me apetecía probar algo dulce. Opté por un pedazo de cheesecake de matcha y, bueno, estaba rica pero no pasará a mi recuerdo.
El café sí me satisfizo.
Me gustaría probar alguna de sus opciones saladas, otra vez será.
Esta vez no fue nada especial, que quede claro.

Casa Lafu, Madrid

Imagen
Madrid, hora intempestiva, cena curiosa.
Elegí este restaurante por horario y posibilidades. Y sobre todo por su autenticidad.
Local espacioso y con decoración oriental clásica y no estridente. Me asignaron una mesa en la planta baja, parece mejor la primera.
Mesas con manteles de tela pero servilletas de papel. Copas mediocres.
La carta ofrece gran número de opciones con el denominador común de la tradición sichuanesa y de otras regiones chinas. El huo guo es su especialidad, pero no opté por dicho plato en esta ocasión. En cuanto a vinos, carta corta y desigual y precios algo elevados. Bebí Las retamas del regajal 2014 (D.O. Vinos de Madrid), que siempre cumple.
Cené:
-Crujiente de raíz de loto (un plato de esos que disfrutas de verdad, maravillosa textura de la raíz de loto, gran sabor de la panceta, mucho chile y ajo, inconmensurable)
-Sartén sichuanesa (la pedí con sepia, piel de tofu, setas e intestino de ternera, la hubiera querido algo más picante pero no supe hacerme entender…