sábado, 31 de marzo de 2012

Una lista más

Sí, lo sé, es una lista más, pero me ha parecido curiosa. La revista "Traveler" elige 101 restaurantes en los que hay que comer antes de morir, bueno, veamos.
En alguno he estado, debo decirlo, y espero estar en bastantes más, lo contaré por aquí.


domingo, 25 de marzo de 2012

Coto de Ibedo Mencía 2009

Otro vino del Lidl, a ver:
-Coto de Ibedo Mencía 2009 (D.O. Ribeiro), monovarietal de mencía.
Color cereza de capa media-alta, ribete violáceo.
En nariz presenta poca intensidad, balsámicos y fruta roja.
En boca se aprecia mineralidad y más fruta roja madura, también marcada acidez. Retrogusto corto y ligeramente amargo.
Costó unos 3 € y pese a ello no creo que lo vuelva a comprar, es un vino "muy normalito". Seguro que en esas estanterías, y en otras similares, hay mejores ideas para acompañar una cena.
Probar vinos curiosos tiene estas cosas, unas veces se acierta y otras no.

martes, 20 de marzo de 2012

Casa Lucas, Madrid

Noche madrileña, amigos, risas, recuerdos, anhelos...-Espera, vamos a comer algo a La Latina.
-Vale, pero a Casa Lucas, si es que hay sitio.
Y había, algún buen vino por copas y algo que comer:
-Fardos de calamares con bacon y mousse de tinta de calamar (sí, sí, éste es el plato que veníamos a probar, un auténtico espectáculo, se rompe a la vista del cliente y luego se disfruta)
-Carpaccio de pulpo con patatas revolconas y bacon (bastante conseguido)
-Foie al oporto con frutas caramelizadas (buen producto, pero la reducción tenía demasiado protagonismo)
-Croquetas de jamón (mejorables)
El personal siempre es bastante amable por aquí.
Y el precio se va a los 20 €.
Sitio imprescindible en el tapeo madrileño más informal, su corta carta ofrece muy buenas opciones para el mismo. Si a eso añadimos su ubicación...
-¿Comemos algo más o echamos un café por ahí?

jueves, 15 de marzo de 2012

En "tres14" hablan sobre alimentación

El fantástico programa de TVE, esa gran televisión pública que también nos va a quitar este gobierno, "tres14" ha dedicado algunás de sus últimas ediciones a la alimentación.
Aquí están los enlaces: "Alimentación", "Obesidad" y "Alimentos del futuro" .
Divulgación científica en el campo de la gastronomía, algo importantísimo. Se debe disfrutar de este aprendizaje.

lunes, 12 de marzo de 2012

La comida importa (Food matters)



Este documental dice medias verdades, miente y da que pensar, de casi todo. Yo estoy seguro de que los medicamentos son decisivos y de que hay que mejorar nuestra dieta, de las dos cosas.
Como película funciona bastante bien, hay que decirlo.
Es interesante escuchar argumentos de todo tipo así que le hago un hueco.

domingo, 11 de marzo de 2012

Riesling Halbtrocken Rheinhessen 2010

Un riesling del Lidl, hay que probarlo:
-Riesling Halbtrocken Rheinhessen 2010 (Rheinhessen, Alemania), nonovarietal de riesling.
Color amarillo pajizo y ribete acerado, muy ligera burbuja.
En nariz recuerda a flores, minerales, frutos secos y cítricos.
En boca cumple con lo ofrecido en nariz, mucho cítrico y también fruta tropical, paso ligero y agradable, acidez justa. Retrogusto medio.
Cuesta unos 3 € así que está muy bien.
No es un gran vino, pero cumple bien dado su precio. Un ejemplo barato de lo que se puede disfrutar con los vinos alemanes y con ese varietal.

jueves, 8 de marzo de 2012

Dantxari, Madrid

Otra comida de amigos, de las de pasarlo bien. Esta vez dándole el protagonismo al buen producto, a la cocina honesta, esta vez en el madrileño Dantxari.
Decoración clásica, de la que no gusta a las chicas modernas.
Manteles de cuadros y correctas copas.
No hay menú (sí de grupo o entre semana), la carta ofrece platos vascos y cocina de temporada.
Bodega con pocas referencias, también clásica pero con algún punto interesante. Precios algo elevados. Bebimos varios vinos, Lalama 2007 (D.O. Ribeira Sacra), complejo y diferente, Mestizaje 2010 (V.T. Terrerazo), uno de los grandes, y Summa Varietalis 2006 (D.O. Dominio de Valdepusa), sabroso y equilibrado.
Vamos con lo sólido:
-Terrina de hígado fresco de pato hecho en casa (mucha calidad, delicioso, para comer sin parar)
-Chipirones encebollados (quizá esperaba más, pequeña decepción pese a ser agradables)
-Steak tartar (se dio a probar y añadimos picante, magnífico, de los mejores que he probado, muy buena carne y muy bien tratada y aliñada)
-Txangurro a la donostiarra (plato perfectamente ejecutado pero sin llegar a provocar emociones)
Añadiré que tanto el solomillo Dantxari (al vapor) como el solomillo con foie y hojaldre de mis acompañantes estaban exquisitos pese a sus nefastas guarniciones.
-Helado de Pedro Ximénez con piñones (casero, nada que objetar pero tampoco merece muchos elogios)
Tras todo esto uno de esos cafés que no puedo entender que sirvan en un sitio así, pésimo.
Para quitarnos el mal sabor de boca (esta vez literalmente) unas copas cortesía de la casa.
El personal fue muy amable y servicial, muy al estilo de lo que esperaba.
El precio rondó los 75 € por persona, algo excesivo pero aquí no se engaña a nadie.
En resumen, uno de esos sitios que nunca falla, a los que se puede llevar a todas las personas. Eso sí, a mí me falta algo, lo creativo, lo que ilusiona, lo que aporta...
Buen producto y buena factura, pero yo así no me divierto tanto.
Un muy buen restaurante, pero de los de manteles de cuadros.

viernes, 2 de marzo de 2012

Aperitivo en el Mercado de San Antón, Madrid

Siempre apetece una visita a uno de esos renovados mercados madrileños para un aperitivo variado y diferente. Esta vez fue San Antón, en Chueca.
¿Qué bebimos? Unas buenas y frías cervezas italianas.
¿Qué comimos? Un tartar de atún mejorable, unas navajas correctas, unos resultones montaditos de foie, unos cucuruchos de chocolate y foie que prometían más de lo que daban y algo de comida japonesa que merece comentario aparte.
Sushimarket es el puesto japo de este mercado y en él se puede encontrar alguna delicia. Algo de sushi de salmón (había no iniciados) bastante agradable y gunkan, en este caso de atún y de erizo (es temporada y ahora son un rotundo placer) fueron las degustaciones elegidas.
Todo esto costó unos 15-20 € por persona.
Y así pasó el rato, entre risas, anécdotas y buen "rollo" con un buen aperitivo en el que sobresalió ese erizo (uni en japonés) del que no me canso nunca.