miércoles, 25 de julio de 2012

Entre copas

"Sideways" (prefiero el título en inglés aunque el elegido para España sea más explícitamente enológico) es una película diferente, de las que te dejan de buen humor...
El mundo del vino sirve de paisaje a una historia de amistad, de amor y desamor, de ilusiones y de segundas oportunidades.
Payne dirige esta cinta con tino, con frescura. Paul Giamatti demuestra su capacidad y sus compañeros de reparto no desentonan.
Si lo tuyo es el vino, esta película se aprecia más y mejor, eso está claro. Cierto es que se podría usar cualquier otro tema, pero éste aporta cierta elegancia a un panorama de mediocridad.
Le sobran escenas, pero la del  diálogo en el porche y alguna otra están a gran nivel.
La obra ya era buena, pero el tiempo le hace bien, como al vino.
Disfruten de este bello ejercicio cinematográfico mientras yo lo hago de mi madurez y del pinot.

domingo, 22 de julio de 2012

Cuatro pequeños gestos para cambiar el mundo desde la cocina

Sí, ese blog magnífico que es El Comidista regala una entrada fresca y diferente, hasta subversiva. De ese tipo son bienvenidas por aquí.

martes, 17 de julio de 2012

El celler de l'Aspic, Falset (Tarragona)

Visita a esa privilegiada zona que es el Priorat, en el interior de Tarragona. Y allí apetece comer y beber bien.
Escogí un restaurante con bastante reconocimiento en Falset, la capital.
Sala acogedora, decoración orientada al mundo del vino, todo aquí gira en torno a él.
Manteles de tela y copas Riedel.
Carta de cocina tradicional renovada con mucho producto local. Escogí el menú degustación sin maridaje (30 € más IVA) a ver que nos proponen. Enciclopédica carta de vinos, realmente trabajada, un placer. Se cobra aparte el descorche. Tras pedir asesoramiento escogí un Akyles 2008 (D.O.Q. Priorat), un vino potente y estructurado, muy bueno.
Comimos:
-Gazpacho con aceite de albahaca (correcto)
-Ensalada de foie y judías verdes (agradable)
-Canelones al estilo tradicional (no sé, esperaba más)
-Guiso marinero de raya y alubias (buena textura, nada especial)
-Gallo del Penedés guisado con vermú y setas (carne poco habitual y muy curiosa, también bien tratada, buen plato)
-Tarta de queso con fresas (exquisito, un acierto)
-Flan de leche de cabra con espuma de María Luisa (uno de los mejores flanes que recuerdo, muy especial)
Para acabar, un buen café.
El servicio fue correcto.
Los 50 € por persona me parecieron excesivos.
Al salir tuve esa sensación de sentirme defraudado, esperaba más. No estuvo mal, hubo buenos momentos, pero faltó la ilusión.
Pese a ello, es buen sitio para probar cocina local y para beber buenos vinos que son servidos en perfectas condiciones.
La emoción, eso que lo cambia todo, no llegó...

viernes, 13 de julio de 2012

Casa Montero Club Náutico, L'Ampolla (Tarragona)

Estas cenas de pescado y marisco fresco son adictivas.
El local elegido fue un clásico de L'Ampolla, se podría decir que hay muchos de este tipo repartidos por España, pero cada uno tiene algo especial.
Terraza acristalada y cierta sensación de incomodidad.
Manteles de tela y copas mejorables.
Carta basada en producto del mar y arroces. En los vinos, lo esperado, producto local y pocas curiosidades. Elegí un Raig de raïm 2011 (D.O. Terra Alta), fresco y fácil de beber, nada memorable.
Cenamos:
-Tostaditas de anguila ahumada (a mi juicio le sobra el tomate, pero estaban de escándalo)
-Sepia a la plancha (muy agradable)
-Parrillada de pescado y marisco (todo a buen nivel, sobresalieron el San Pedro y el lenguado por punto y calidad)
Pobre oferta de postres y hartazgo hicieron que acabáramos este festín con un café indigno de un sitio así.
El servicio fue especialmente simpático.
La cuenta ascendió a los 35 € por persona.
Como yo soy de los que pienso que la felicidad debe estar cerca del pescado fresco, disfruté de la cena. Se ve que, además del buen producto, tratan de agradar y sorprender al cliente.
¿Creatividad? ¿Inquietud? De eso aquí no.
Habrá otros sitios similares, pero por aquí se puede parar.

lunes, 9 de julio de 2012

La RAE rectifica

sushi.
(Voz jap.).
1. m. Comida típica japonesa cuyo ingrediente principal es el arroz hervido, que se sirve en porciones pequeñas y con acompañamientos diversos.

Pues sí, rectifican. Publiqué una entrada explicando el error de la RAE al definir "sushi" y me sumé a la iniciativa que trataba de subsanarlo.
Han hecho caso y ahora es, por lo menos, aceptable. Aunque perfecta no es, está claro.
Seguro que este blog no ha tenido nada que ver, pero me alegro de haberlo intentado.


domingo, 8 de julio de 2012

El Torreó de l'Indià, Xerta (Tarragona)

Una buena mesa bien merece un desplazamiento, ¿no?
Nos dirigimos al precioso hotel en el que se encuentra el restaurante. Por poner un pero diría que no está muy bien señalizado dentro del recinto, pero todo es de otro nivel.
Sala amplia, decoración en piedra y madera, rústica, bonito. Especialmente cómodo.
Mesas fantásticamente preparadas, mantelería de hilo y copas Riedel.
Se ofrece carta y varios menús. Elegí el Menú del Arroz (45 € más IVA) que lo incluye todo. El vino tinto que se ofreció fue L'Heravi Selecció 2009 (D.O. Montsant), que ya he dicho por aquí que me gusta mucho, y servido sin tacañerías.
Vamos:
-Mejillones en escabeche con vermú y ostra del Delta con polvo de juanolas (yo que sé, un aperitivo muy difícil de mejorar)
-Ensalada de mozzarella y tomate con crujiente de parmesano, se acompaña de un cherry mary (un plato magnífico, de alto nivel, productos de primera, inolvidables la bebida, con jerez y cereza y pasada por sifón y el helado de tomate, tremendo el conjunto)
-Desayuno de ricos (patata, foie y yema de huevo de pato autóctono de la zona, no es mi plato preferido pero creo que es la mejor interpretación de éste que he probado, mucha calidad)
-Arroz de buey de mar con calamarcitos y crujiente de azafrán (buenísimo, para comer y no parar)
-Cítrico (diferentes preparaciones con los cítricos como hilo conductor, no estuvo al nivel de lo salado)
Para finalizar, buenos petit-fours y un café digno de todas mis alabanzas.
El servicio fue académico y amable.
El precio fue de 50 € por comensal.
¿Qué más decir de este menú? Toda una alegría. Perfecto no, obviamente, pero sí lo calificaremos de muy agradable. Este local tiene reconocimiento y demuestra esa capacidad también en estas propuestas.
Cuando pienso en una comida de calidad a precios no disparatados, imagino algo como esto. Materia prima, mucho saber hacer (¡atentos a este chef!) y gran puesta en escena.
Lo dicho, se debe conocer...