domingo, 29 de diciembre de 2013

La mar salada, Zaragoza

Este blog se ocupa de los mejores restaurantes del mundo y de otros menos ambiciosos. Hoy toca uno de estos últimos.
Franquicia especializada en arroces y mariscos. Fuimos al del Actur.
Manteles y servilletas de papel (muy mala idea al tratarse de marisco) y copas mediocres.
Para beber escogimos un vino D.O. Ribeiro que no pasará a mi historia.
Comimos:
-Mejillones con romesco (nada especial)
-Bandeja mixta frituras (bien frito, buenos puntos y producto mejor de lo que esperaba)
-Arroz caldoso con carabineros y gambas rojas de Palamós (muy correcto, quizá sobraba tomate en el fondo, magníficos carabineros)
De postre compartimos una tarrina de helado Ben & Jerry's (que me gustan cada vez más).
El café, mejorable.
El personal, amable.
Pagamos 22 € por persona, lo veo adecuado.
Uno de los comensales es un fanático del marisco y la comida sirvió para satisfacerle, objetivo cumplido. Y es que eso es lo que hace este restaurante, cumplir.
Que nadie espere productos espectaculares ni innovación, pero sí buenas maneras.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Tapeo en Huesca

Visito Huesca con cierta frecuencia y lo tengo claro, es una ciudad muy viva en lo gastronómico. La calle Padre Huesca y su entorno son, probablemente, lo más interesante en cuanto a tapas.
La primera parada fue en el Comomelocomo y parece que hacen bien las cosas.
El chipirón relleno de cigala con crema de espinacas vale mucho la pena, pequeñito pero muy agradable. Los huevos rotos con foie, generosos y sabrosos.
Y de ahí al Hervi, un clásico.
Aquí suele mandar el marisco y el pescado fresco. Hay de casi todo, eso sí.
Optamos por longaniza y chipirones. Ambos a muy buen nivel.
De beber, buen vino D.O. Somontano.
Esta animada cena costó algo menos de 20 € por persona, muy adecuado.
Tampoco es que esto sea una muestra representativa del tapeo en esa ciudad, pero bueno, es una opción...

domingo, 22 de diciembre de 2013

Uasabi, Zaragoza

Hace ya bastante hablé en este blog de un restaurante japonés interesante en Zaragoza. Tenía pendiente probarlo un poco más a fondo, hoy con el menú del día.
Sala diminuta, decoración actual de toque oriental. No hay acceso a red y la wi-fi no funcionó, un pequeño problema.
Mesas pequeñas y sin manteles, útiles orientales.
El menú (18 €) es realmente apetecible. Incluye una copa de vino o una botella de Inedit, que fue lo que pedí.
Comí:
-Borrajas en tempura con mahonesa japonesa (muy buen aperitivo)
-Tiradito de salmón (muy agradable, nada ortodoxo, interesante)
-Sushi variado (muchas propuestas, unas más clásicas y otras más innovadoras, destaco el de sardina y el de langostino y mahonesa gratinado, buen nivel general)
-Helado de papaya (correcto)
El café me gustó.
El personal se mostró amable y eficaz.
La cuenta ascendió a poco menos de 20 €, adecuado precio.
Cocina nikkei, cocina japonesa, fusión de fusiones. Un menú del día que merece la pena, una carta que sugiere...
El chef es peruano, me dicen, y eso se nota. Las ganas de agradar, universales...
Me gusta este sitio, la verdad...

sábado, 21 de diciembre de 2013

Samarkanda, Madrid

Viaje rapidísimo a Madrid pero las mismas ganas de comer bien de siempre, eso sí.
La situación de este restaurante, en la estación de Atocha, es inmejorable para estos casos. Allá vamos.
Decoración que busca ser étnica, algo trasnochada a mi juicio.
Sensación de comodidad.
Mesas bien vestidas, copas muy mejorables.
La carta ofrece casi lo que uno espera de estos sitios, poco riesgo y mucho lugar común. En lo enológico se aprecia algo más de aventura, bebimos Tilenus Roble 2009 (D.O. Bierzo), sabroso, y Hécula Monastrell 2009 (D.O. Yecla), sorprendente, complejo y armonioso.
Comimos:
-Aperitivo (lo he dicho y lo repito, los dulces no se deben poner de aperitivo)
-Virutas de foie con manzana (correcto)
-Steak tartare (los hay mucho mejores pero cumple)
-Tarta de queso con helado de mango (es inadmisible que el helado llegue así, la tarta tampoco estaba a la altura)
El café no mejoró la sensación general.
No pagué yo, ese día había descuento en los platos de carta por ser domingo. Calculo que la factura anduvo por los 35 € por persona, excesivo.
Es obvio que en Madrid se puede (y se debe) comer mejor por ese dinero. Ahora bien, su emplazamiento y su nivel hacen de este restaurante una interesante opción.
Imagino que volveré...

domingo, 15 de diciembre de 2013

El bistró, Guadalajara

Buscaba un restaurante en Guadalajara y me decanté por este, algo más barato que el resto de opciones estudiadas.
Decoración actual, sala fría y desangelada.
Manteles individuales de plástico.
Carta ecléctica, muy poco sugerente.
Comimos:
-Crema de queso con nueces (aperitivo, correcto)
-Coca de ibérico (agradable, nada más)
-Cuscús de cordero (nada acertado)
-Sorbete de limón al cava (sin gracia)
El café siguió con el tono gris de la comida.
Servicio poco destacable.
25 € por persona que me dolieron bastante.
Una experiencia negativa, poco más puedo añadir, no quiero ser muy duro.
Y este fue el fin de un viaje que debería haber sido infinito.


miércoles, 11 de diciembre de 2013

Guía Repsol 2014

Vamos allá, hoy toca la nueva Guía Repsol.
Para compensar la cicatería de la Michelin a los de la Repsol les ha salido la vena derrochadora. ¡Hasta ocho nuevos "trisoleados"! Enhorabuena a todos los que aparecen o mejoran calificación.
El panorama queda más bonito, ¿pero es más real?
Pido de nuevo que su web sea más útil, tampoco es tanto, ¿no?
Bueno, disfrutemos de los viajes y de lo que nos enseñe esta guía.


domingo, 8 de diciembre de 2013

Tapas madrileñas

Voy a compartir un interesante artículo sobre las tapas en Madrid, merece la pena.
Y es que Madrid tiene tantas posibilidades...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Miami Gastro, Ciudad Real

La idea era cena informal y esta opción parecía insuperable. Veamos.
Local actual, parte de abajo bulliciosa con barra y mesas altas, arriba mesas bien vestidas y mucha más paz. Cenamos arriba, muy cómodos.
Mantelería de tela y copas correctas.
La carta ofrece muchas propuestas pequeñas y sugerentes. Pedirías sin parar. En cuanto a vinos carta corta y curiosa a buenos precios. Opté por un Pinuaga La senda 2010 (V. T. Castilla) que me gustó, la elegancia del merlot protagonizaba el trago.
Llegan las sorpresas:
-Tosta de magret de pato y pera (delicia del día a día, realmente bueno)
-Pan de cristal con cecina, tomate y aceite (fantástica cecina, merece la pena probarla)
-Vieira asada a la parrilla con puré de patatas y aceite de pimentón (uno de esos platos que no ofrecen dudas, éxito seguro, muy bien ejecutado)
-Nuestra ya famosa flor de calabacín en tempura, rellena de queso de cabra y hierbas frescas (el plato que se debe pedir, como ellos mismos anuncian, ligera y muy sabrosa, acierto)
-Hamburguesa gourmet de buey, gorgonzola y rúcula (pan muy etéreo y muy buena carne, pequeñita y conseguida)
-Hamburguesa de cangrejo de caparazón blando (bocado terriblemente suculento, para comerte decenas)
-Tarta de queso NYC (correcta)
Para acabar, un buen café.
Destacaré a la camarera, capaz por sí sola de mantener la sonrisa y servir a toda la sala de arriba. Gran profesional, pero merece un poco de ayuda.
No guardo la cuenta, creo recordar unos 25 € por persona. Muy adecuado.
Es este uno de esos sitios que te dejan muy grata sensación. Imaginación, buen gusto y técnica. Salí encantado.
No soy un gran conocedor del panorama gastronómico local pero dudo de que exista una oferta equiparable en cuanto a creatividad e informalidad.
Yo cenaría ahí tantos días...

domingo, 1 de diciembre de 2013

Queso Payoyo de cabra curado en manteca

Parece comúnmente aceptado que este es uno de los mejores quesos que se elaboran en España. Y sí, lo es, al menos de los que yo he probado.
Un queso con matices, de una textura impresionante y de un equilibrio y una contundencia que te dejan estupefacto. Estamos ante un producto maravilloso, no hay duda.
Se utiliza leche de cabra payoya y cuajo natural, tras su elaboración se envuelve en manteca y se cura entre dos y tres meses. Artesanía que produce placer.
Un poco picante, con recuerdos a algún buen queso azul y delicado como pocos.
Excelente.

martes, 26 de noviembre de 2013

Flati, Loja (Granada)

Carretera, tiramos de guía Repsol y paramos en este restaurante a comer.
Local grande y espacioso, decoración desfasada.
Nos sentamos en una mesa alta del bar, nos apeteció. La sala del restaurante está en el interior.
Manteles individuales de celulosa y copas mediocres.
Optamos por el menú degustación aunque la amplia carta y las opciones más informales para el bar eran realmente apetecibles. Quería probar vinos de la zona, opté por una copa de Anchurón 2007 (D.O.P. Vino de Calidad de Granada), amplio y equilibrado, una agradable sorpresa, y Ribera del Farbes Azul 2011 (D.O.P. Vino de Calidad de Granada), vivo y expresivo.
Comimos:
-Jamón y queso de la zona (buena muestra, me satisfizo el queso)
-Espárragos trigueros con esturión ahumado (un plato tan simple como delicioso)
-Revuelto de morcilla y mermelada de cebolla (algo dulce, bien hecho, desde luego)
-Trucha en salsa (pescado algo seco, salsa que invitaba a mojar)
-Costillas de cordero (excelente producto, un placer)
-Repostería local (no era el postre que esperaba pero no estuvo mal probar esos dulces, las galletas de manteca eran muy interesantes)
El café solo fue correcto.
Servicio simpático y amable.
La cuenta ascendió a algo menos de 30 € por persona, correcto.
Me gustó, no es nada especial pero salí contento. Vi muchas ganas y hasta alguna buena idea.
Propondría algún cambio, alguna actualización, pero este menú se puede disfrutar tal cual. En la barra también vi cosas sugerentes. En este restaurante se come bien.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Michelin 2014

Parece que un blog gastronómico debe hablar de lo que ocurre con la guía Michelin de cada año, voy a hacerlo pues.
Ya he explicado otros años lo básico con respecto a lo que pienso de esto.
La gran noticia ha sido la tercera estrella de Diverxo, me apasiona la idea, aplaudo el giro de los inspectores. La cocina de David Muñoz lo merece todo.
Lo demás ha sido poco reseñable, hay que admitirlo. Quizá destacaría la estrella de Les Moles, sitio que se debe descubrir.
La cosecha tampoco ha sido buena, y van...
¿Qué les pasa con Madrid? Las estrellas no llegan y la excelencia aumenta cada año, no es comprensible.
Enhorabuena a los premiados, me alegro mucho de todos y cada uno de los nuevos estrellados. Aprovechadlo.


martes, 19 de noviembre de 2013

Marea Plaza, Algeciras (Cádiz)

Me hospedaba en Algeciras y prefería no salir de la ciudad para esa cena. Me recomendaron este restaurante.
No es fácil de encontrar, está en la plaza interior de una urbanización. En ella hay varios negocios de restauración.
Azules y blancos dominan la sala, todo en plan informal. Incómodo.
Manteles individuales de papel y copas mediocres.
La carta es muy variada y ecléctica. En lo enológico, pocas referencias y precios moderados. Tras algún intento fallido elegí Carramimbre Roble 2011 (D.O. Ribera del Duero) y, vaya, me sorprendió gratamente.
Cenamos:
-Pinchito moruno de atún de almadraba (sabroso, algo seco)
-Croquetas de carabineros (buenas, potentes, pero muy pastosas, ¡y quitad la guarnición!)
-Salmonetitos (buen producto y buena fritura, terrible guarnición)
-Chuletón de retinta (carne espectacular de sabor y punto, quizá algo dura, pero realmente buena)
-Tarta de queso y frutos rojos (prescindible)
El servicio trató de agradar, pero falta rodaje.
La cuenta ascendió a 26 € por persona, precio muy adecuado.
Vi ganas y hasta buena mano, pero faltaron detalles, a todo le puedo poner un pero. Eso sí, la materia prima vale mucho la pena.
Ese chuletón sacó muy buena nota.
Lo recomiendo, eh, que quede claro. Buenos precios y muchas ganas, solo falta algún retoque.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Top chef

Quería esperar unos cuantos programas para dar mi opinión sobre el nuevo programa gastronómico de máxima audiencia (y casi se acaba, la verdad). He de decir que creo que es el mejor de este tipo que se ha hecho en España hasta ahora. Eso sí, la versión americana se centraba exclusivamente en platos y chefs.
El hecho de que los participantes sean profesionales lo cambia todo, da credibilidad al formato y aumenta el nivel de las preparaciones.
Por supuesto que seguimos pagando peajes, concesiones para conseguir al grueso de los espectadores. Imagino que eso debe ser inevitable.
También ha ido mejorando, como Masterchef, y hay días mejores que otros.
En cuanto a los favoritos solo puedo decir que la marcha de Jesús Almagro abrió bastantes posibilidades. Quizá Bego, de La Salita, sea la mejor cocinera.
La presencia de Ángel León es tan reconfortante, cada comentario suyo es un oasis de dignidad cocinera. Alberto Chicote es duro, muy duro, pero también muestra su lado humano. Susi Díaz no me gusta mucho como jurado, la verdad.
Vivimos en una época curiosa, la cocina está de moda y la gente quiere que esté en televisión. Pues nada, que dure.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Freiduría Las flores I, Cádiz

Cuando pienso en algo apetitoso me viene a la cabeza el pescado frito, lo reconozco, es una pequeña debilidad... Y admito también que tengo cierta debilidad por este local, la freiduría de las freidurías, la más famosa y concurrida de todas.
Un mostrador con los fritos preside el local. Ningún lujo, mesas y sillas de las de toda la vida y decoración ausente.
Aquí se viene a eso, pescado frito y algo de marisco cocido. Y a tomar unas correctas cañas, claro.
Vamos allá:
-Langostinos tigre de Sanlúcar (he probado mejores ejemplares, pero llegaron a buena nota, una de esas grandes delicias de este país)
-Cazón en adobo (es quizá la ración que hay que pedir, lo cierto es que estaba exquisita aunque yo aligeraría un poco el adobo)
-Chipirones (otro básico, muy agradables)
El personal se mostró como cabe esperar, amable y diligente. Y simpático, sobre todo simpático.
Comimos poco, pero pagamos menos de 20 € por persona. El placer aquí es barato.
No podemos esperar un producto de altísima calidad, otros sitios hay para ello. En esta freiduría se vende todo correcto, nada excelso.
Pero bien, el pescado se fríe impecablemente y eso ya es suficiente. Cádiz en cada plato, en cada cartucho de papel, en cada sonrisa...
Lo que se viene a buscar es una técnica, una manera de entender la vida, una forma de ser... Y se encuentra, ¡vaya si se encuentra!

domingo, 10 de noviembre de 2013

Regañás El Guijo

Cualquier producto puede sorprenderte, ya lo creo. En ese apartado aparecen estas regañás, El Guijo, artesanas, deliciosas.
Uno espera una textura seca, tradicional... Pero no, pura seda y la potencia del aceite de oliva virgen extra. Y el ajonjolí ubicuo, claro.
Las probé hace un tiempo y les perdí la pista, pero el reencuentro ha sido magnífico. Me apetecía hablar de ellas en el blog, creo que se deben recomendar.
No son baratas, unos 2 € la bolsa, pero valen lo que cuestan.
No lo dudéis, probadlas...


miércoles, 6 de noviembre de 2013

Mercado de abastos, Cádiz

Me gusta como ha quedado el remodelado Mercado de abastos de la maravillosa Cádiz. ¡Y además se puede comer en él! Había que probarlo...
Para beber, cerveza artesana Maier, de Cádiz y espectacular. Hay que probarla.
Del DKY (nombre gracioso, la verdad) probamos las tortillitas de camarones, solo correctas, y los chocos fritos, bastante mejores.
De El Colmado probé el jamón ibérico. Era de Guijuelo y la verdad es que estaba tremendo.
Precios algo elevados  para la zona, pero estancia agradable.
Eso sí, en otros puestos había demasiada comida impersonal, ¡por favor! ¡Estamos en Cádiz!

domingo, 3 de noviembre de 2013

La maldición de las Cruji Coques

Paseas tranquilamente por cualquier Paseo Marítimo de nuestro país, te apetece una cerveza y algo de comer, ves un bar que parece agradable, te relames pensando en un pescado fresco de la zona y ¡horror! ¡En la puerta te encuentras con el ya típico cartel de Cruji Coques!
¿Qué extraño desvarío puede hacer que te dediques a vender pizzas, cocas o lo que sea ese prefabricado frente al mar? ¿No se puede freir un poco de pescado?
Su página web, escrita por algún osado publicista, dice:
Las Cruji Coques, especialidades con una personalidad propia, aunque la la idea inicial proviene de la “coca de recapte” un plato muy típico de Cataluña.
La palabra “recapte” significa provisión de cosas para consumir o usar. La base más tradicional de este producto es una masa de pan horneada con pimientos y berenjenas asadas.
Las Cruji Coques, combinación perfecta entre tradición y modernidad.
Todos nosotros buscando la combinación perfecta entre tradición y modernidad y eran las Cruji Coques, ¡qué valor!
Son del Grupo Paellador, autores de esos intentos de paella que sufren los turistas, ¿qué se puede esperar de ellos?
La culpa, imagino, es de los consumidores. Debemos preferir comer esos engendros a un bocadillo bien hecho o a una ración bien cocinada. ¡Qué pena!
Recuerdo haberlas probado hará unos diez o doce años y, sinceramente, me sorprende que sigan existiendo. Lo cutre sobrevive, parece evidente.
Le deseo lo mejor a la empresa y a sus trabajadores, todos los productos tienen su sitio. Eso sí, que no cuenten conmigo...

miércoles, 30 de octubre de 2013

El pasillo, Tarifa (Cádiz)

Mis primeras opciones para una cena informal en Tarifa eran Varadero y Los Melli pero ambos estaban cerrados. La intuición me llevó hasta este local.
Decoración de bar sin aspiraciones. Viaje en el tiempo.
Manteles y servilletas de celulosa.
Se ofrecen tapas y raciones muy diversas. Pocas opciones en lo enológico. Opté por unas copas de Manzanilla Solear (D.O. Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda) que siempre es una buena idea.
Llega lo sólido:
-Tortillitas de camarones (sin foto, sin gracia, las he comido mucho mejores)
-Croquetas de chocos (media ración, les faltaba fluidez pero bien de sabor)
-Ortiguillas (producto mejorable pero bien tratado, lo de la guarnición es de juzgado de guardia)
-Calamar a la plancha (fantástico ejemplar, quizá algo duro pero delicioso, no repito lo de la guarnición por respeto)
El personal no mejoró la cena, pero cumplió.
La cuenta ascendió a 17 € por persona, aceptable.
No esperaba mucho, la verdad, y no estuvo mal del todo.  Hay cosas que necesitan una urgente revisión empezando por el propio local (solo salvaría la foto de El Gran Wyoming), siguiendo por las guarniciones y acabando por algunas preparaciones. Sin embargo, también hay aciertos, precios comedidos y raciones abundantes.
Esa terraza puede ser una opción...
Y el calamar merecía mucho la pena.