martes, 30 de junio de 2015

Les crozets Alpina

Hay muchas pastas que me gustan, esta es solo una de ellas (pero buena de verdad)...
Lo tradicional es cocinarla con queso y gratinada, pero todavía no me he puesto a ello. La trato como una pasta más. La ventaja es que aguanta bien cocida y no se pega.
La caja de 400 g. cuesta unos 2 €, pero lo dicho, da buenos resultados.
También hay de trigo sarraceno,
Dadle una oportunidad.

viernes, 12 de junio de 2015

Aimia, Lleida

Le tenía ganas a este restaurante. Veamos.
Local bonito, actual e informal.
Mesas con camino de mesa y magníficas copas Riedel.
Cocina de mercado con ciertos toques de creatividad. Al ser sábado se ofrecían menús de 20 y 35 € y carta, que fue lo que escogimos. Carta de vinos bastante interesante de la que elegí un sabroso y elegante Ritme 2013 (D.O.Q. Priorat). Por cierto, agua de las filtradas y agradable, ya es hora de que se imponga.
Comimos:
-Nem de pollo al curry, mezclum y manzana (fresco y bien hecho, sobresaliente la mayonesa con curry que le acompaña)
-Carpaccio de pulpo con crema de patata y alioli de azafrán (enésima reinterpretación de este plato, sí, pero exquisito esta vez)
-Bikini de jamón, mozzarella y trufa (no es como el original pero está bueno)
-Calamar asado con salsa de fino y aceite de tinta (buenos puré y salsas, pero producto principal mejorable)
-Steak tartar de ternera con manzana verde (no se da a probar con lo cual llegó muy leve en cuanto a picante, bien hecho pese a ello)
-Chocolate por un tubo (por lo visto el tubo se perdió en una revisión del postre pero mantuvo el nombre, no está al nivel de lo salado)
Buen café para acabar.
El personal se mostró atento, pediría algo más de decisión a la hora de aconsejar.
La cuenta ascendió a unos correctos 35 € por persona.
Positiva sensación global. Nada que emocione, eso sí, pero buena mano y ganas de hacer bien las cosas. Un poco más de riesgo, puesto que el criterio del cocinero se intuye en esos platos, haría que este restaurante alcanzara más altas.
Parece buena idea comer en este restaurante, no hay duda.

martes, 9 de junio de 2015

L'estel de la Mercè (Gastrobar), Lleida

Fue una mera toma de contacto pero el sitio me gustó y, claro, esas cosas se cuentan.
Local en dos alturas, con restaurante más formal en la de arriba y gastrobar (o como se le quiera llamar) en la de abajo.
Nos pedimos dos cañas muy bien tiradas, algo poco habitual por estos lares, y compartimos una coca de foie de Preixana (productor del entorno) y verduras asadas. El plato estaba realmente bueno, muy buen producto y gran hojaldre. Así sí.
Quizá en otra visita le demos oportunidad a la parte de arriba.
La cuenta ascendió a 10 €, buen aperitivo.
Buena experiencia.

domingo, 7 de junio de 2015

Coppa di Parma Ferrarini

No es fácil encontrar por aquí esa delicia italiana que es la coppa así que, aprovechando una exposición de productos italianos en el Hipercor, me hice con ella.
Ferrarini es una buena marca. 90 g. costaron unos 3 €.
Me pareció estupenda tanto en sabor como en presentación. Uno de esos productos que me gustaría encontrar más a menudo.
Las chacinas italianas, muy infravaloradas en este país, tienen en ella un buen y accesible exponente. A por ella pues.

sábado, 6 de junio de 2015

Otra vez la lista...

Creo que el año pasado escribí todo lo que tenía que escribir sobre la lista The World’s 50 Best Restaurants, pero ahí voy de nuevo.
La lista completa es la de las luces y sombras de siempre pero, eso sí, está encabezada por El celler de Can Roca. Cierta justicia asoma, o eso dicen los que saben...
Albert Adrià se lleva otro premio individual, bien pues...
Del resto más de lo mismo, ausencia de criterio y reflexión.
Enhorabuena a los galardonados.
¿Quién marca las tendencias? ¿Para qué?