domingo, 29 de enero de 2017

Sala de despiece, Madrid (II)

Obtuve una muy buena impresión tras la primera visita, así que volví a este local con ilusión. Solo será un aperitivo, pero valdrá para calibrar el estado de forma.
Ningún cambio digno de mención, pasamos a lo importante.
Esta vez pedimos cañas, muy bien tiradas. Las patatas fritas son increíbles, eso hay que destacarlo de nuevo.
Probamos:
-Chipirones encebollados (con piñones y arándanos, un plato atrevido y muy bien resuelto, para comerte varios)
-Langostinos de Sanlúcar con especias mexicanas (en un punto maravilloso y con un sabor y una textura inolvidables, para levantarse y aplaudir)
Pagamos, compartiendo lo comentado entre tres, 10 € por persona. Correcto.
El personal sigue siendo muy amable y capaz.
Pues bien, continúa siendo especial e interesante. El gusto por la mejor materia prima y el tino con fuegos y cortes elevan la nota final.
Éxito asegurado.

lunes, 23 de enero de 2017

Castro Candaz Finca el Curvado 2014

Un gallego:
-Castro Candaz Finca el Curvado 2014 (D.O. Ribeira Sacra), coupage de mencía con algo de alicante bouschet, merenzao y brancellao con doce meses en barricas de roble francés.
Color cereza de capa media con ribete violáceo.
En nariz se muestra floral y algo cítrico, presentando también tonos minerales, de especias y de fruta negra.
En boca es fresco y ligero, con vegetales y fruta negra presentes en todo momento. Retrogusto medio.
Costó unos correctos 16 €.
Un vino fácil de beber, ideal para según que comidas. Raúl Pérez, en esta ocasión acompañado de Rodrigo Méndez, vuelve a dar en el clavo.
El Atlántico.

miércoles, 18 de enero de 2017

Lillas Pastia, Huesca (III)

Celebración que merece marco acorde, vuelta a un gran restaurante.
Nada ha cambiado desde mi última visita.
Nos decantamos de nuevo por el menú Carmen (37 € más IVA) que incluyó un muy expresivo Viñas del Vero Chardonnay 2016 (D.O. Somontano).
Comimos:
-Crudités de verduras con tierra de aceituna negra (lo probé hace unos años pero se ha modificado el aliño de la tierra, ahora con kimchi y naranja, y que, acompañada de una mousse de queso de cabra, resulta fascinante)
-Sopa de cebolla con huevo poché, cristales de hongos (los cristales, que se comen antes de servir la sopa, son espectaculares, la sopa rezuma elegancia)
-Arroz de trufa Tuber Melanosporum (un plato que alabo cada vez que lo pruebo, un escándalo absoluto)
-Cocochas de bacalao al pil-pil (Gran producto y mejor salsa, con todo el sabor y la textura que uno espera)
-Chocolates (bien pero sin alharacas, el postre de lichis y rosas de uno de mis acompañantes le sacaba varios cuerpos de ventaja)
El café estuvo a la altura.
El personal anduvo muy correcto, como siempre.
Pagamos unos adecuados 43 € por persona.
Pues sí, lo de siempre, gran nivel. En la vida es más difícil mantenerse que llegar, pues aquí lo consiguen. Carmelo Bosque ha encontrado la fórmula y la explota.
Larga vida.

lunes, 16 de enero de 2017

Marengo, Zaragoza

De nuevo menú del día en Zaragoza. Ya fui a otro restaurante de la misma propiedad y lo conté, veamos este.
Local agradable y actual.
Manteles de papel y copas mediocres.
El menú del día (12,95 €) es variado. Se sirvió Aldeya blanco 2015 (sin D.O., zona de Cariñena), que nada tiene que ver con su hermano tinto y que no me parece de recibo.
Comí:
-Crema de verduras (correcta)
-Guisantes con curry y jamón (bastante ricos, aliño bien conseguido)
-Guiso de calamar en su tinta (producto de nulo interés en una salsa muy salada, un despropósito)
-Panna cotta de carajillo de Baileys (excepcional para un menú de este tipo, gran textura)
El café cumplió.
La cuenta ascendió a poco más de 14 € por persona.
Pues bien, luces y sombras. Se ve que hay ganas y criterio, pero también hay errores de bulto.
Parece un buen sitio para el menú y también para un aperitivo o una cena informal, pese a todo.
Mejoremos los menús del día, es importante.

sábado, 14 de enero de 2017

Seis años de blog gastronómico

No dejo de sorprenderme, otro año más contando aquí mi relación con la gastronomía, ¡y van seis!
Y lo mejor es que me apetece un montón hacerlo, contarlo para que alguien lo lea y le ayude. El origen de todo esto sigue siendo el camino a seguir.
Sigo manteniendo buen ritmo, y cómo cuesta a veces, siendo esa la mejor noticia.
Renovamos la fachada para estar a la altura del contenido.
Las alegrías y las decepciones seguirán llegando a esta plataforma.
A la vez aprendo, cuento y me conozco.
Leedlo, está hecho con cariño...

miércoles, 11 de enero de 2017

Dulces navideños San Pancracio

Intentando encontrar la excelencia he llegado este año a esta pastelería antequerana.
Pedí su surtido de dos kilos, con polvorones, mantecaditas, mantecados de aceite de oliva y mantecados de aceite de oliva y almendra. Y sí, son espectaculares. Creo, si mi recuerdo no me falla, que son los mejores que he probado.
Me quedaría con los polvorones, pero todo a gran nivel.
Calidad en la materia prima y saber hacer. La clave de todo.
La caja, con gastos de envío incluidos, costó unos 30 €. Muy bien.
Quede constancia aquí de esta ardorosa recomendación.

sábado, 7 de enero de 2017

Piper-Heidsieck Brut

Espumoso navideño:
-Piper-Heidsieck Brut (Champagne A.O.C.), pinot noir, pinot meunier y chardonnay de distintas añadas, elaboración por el método tradicional.
Color amarillo dorado, burbuja fina.
Intensa nariz a pastelería y suave tostado, también fruta de hueso y flores. Realmente expresivo.
En boca se muestra cremoso y sabroso. Mucha fruta y de nuevo pastelería, también esos tostados... Buena acidez. retrogusto largo.
Costó unos muy adecuados 20 €.
Un buen champagne que da más de lo que cuesta. Este es un mundo en el que me muevo con más dificultad, así que me encanta encontrar productos como este.
Un acierto.

martes, 3 de enero de 2017

Tío Pepe Fino en rama 2016

Hoy toca joyita del sur:
-Tío Pepe Fino en rama Saca de 2016 (D.O. Jeréz-Xérès-Sherry), palomino fino envejecido mediante el tradicional sistema de criaderas y solera durante un mínimo de 5 años. Sin filtrar ni clarificar, extraído directamente del centro de la bota en primavera, cuando la flor alcanza su máximo esplendor.
Color amarillo pálido con reflejos verdosos y dorados.
En nariz es bien intenso y potente, aparecen almendras, levaduras y notas salinas.
En boca es la elegancia. Mucha frescura y expresividad en un trago complejo. Salino y sensacional.
Retrogusto largo.
Fue un regalo, creo que cuesta unos 15 €.
Un fino de los grandes, no hay duda. Para enamorarse, o reenamorarse, de Jerez y de esa maravillosa cultura del vino.
¡Qué vengan de estas!

domingo, 1 de enero de 2017

Los mejores platos que comí en 2016

Ya llega mi lista, ¡vamos!
Me encanta esta pequeña tradición y sus reglas adaptables a mis gustos.
Ha sido un año bastante interesante, espero que se plasme en este resumen. La explicación va en los enlaces, las sensaciones en la experiencia.
En cuanto a vinos me quedo, y ha sido difícil, con Domaine la Soumade Rasteau 2014 y a disfrutar.
Ahí va:
-Moluscada (Barra Atlántica)
-Gyoza de rabo de toro (Kena de Luis Arévalo)
-Almejas a la sartén (La Bombi)
-Nuestros macarrones a la carbonara (Disfrutar)
-Pulpo estofado en salsa de tomatillo verde y fresas (Lúa)
-Agnolotti de cerdo ibérico asado en atadillo con queso parmesano, crema de ricotta trufada y consomé de rabo de buey (Louis 1856)
-Sopa de chocolate Ocumare con helado de plátano y vainilla (Novodabo)
Y seguimos...
¡Comed bien! ¡Feliz 2017!