martes, 25 de abril de 2017

Paladú, Zaragoza

Puerta Cinegia Gastronómica sigue vivo, no sé si gozando de buena salud, y hace unos meses tiene nuevo restaurante. Probé el menú del día.
Local grande, algo impersonal.
Mesas desnudas, copas mejorables.
El menú, 12,90 €, no incluye bebida. Tomamos agua.
Comimos:
-Arroz meloso de fumet de marisco, mejillones y calamar (arroz correcto arruinado por unos mejillones resecos y más todavía por una ubicua sal ahumada que estropeaba cada bocado)
-Secreto ibérico con mayonesa de chimichurri (excepcional carne que merecía mejor compañía)
-Tiramisú Paladú (en texturas, muy soso)
El café tampoco fue interesante.
El personal mostró ganas.
Pagamos unos 15 €.
Ese espacio exige otra cocina. Errores inexplicables y falta de definición, eso es lo que yo vi. La carne no puede salvar el resto.
Hay mejores opciones por la zona.

lunes, 24 de abril de 2017

Viña Tondonia blanco Reserva 2003

De nuevo la magia:
-Viña Tondonia blanco Reserva 2003 (D.O.Ca. Rioja), viura y algo de malvasía con seis años de envejecimiento en barrica.
Precioso color amarillo dorado limpio y brillante.
Nariz evolucionada pero con importante presencia de fruta, notas lácticas, minerales... Un placer.
En boca muestra sus habituales fortalezas, densidad y equilibrio. Fruta confitada, vainilla, cítricos... Retrogusto largo.
Cuesta unos 21 €, sigue siendo gran precio.
Me deshago en elogios otra vez, aunque quizá esta añada esté algo por debajo de otras anteriores. Se debe disfrutar solo o en compañía.
Extraordinario.

domingo, 23 de abril de 2017

The flower and the bee / A flor e a abella Treixadura 2014

Un gallego:
-The flower and the bee / A flor e a abella Treixadura 2014 (D.O. Ribeiro), monovarietal de treixadura sin barrica.
Color pajizo brillante.
En nariz es expresivo. Destacan frutas y flores blancas, también cítricos y tonos salinos.
En boca se muestra fresco a la par que sabroso, con buena acidez. Fácil de beber. Retrogusto largo.
Fue un regalo, desconozco precio.
Es un vino correcto, apto para algo informal. Se habla de su gran relación calidad-precio, no la discutiré. Merece una oportunidad.

miércoles, 19 de abril de 2017

Bigardo 2015

Un Toro que no es Toro:
-Bigardo 2015 (sin D.O., zona de Toro), monovarietal de tinta de Toro elaborado a partir de diversas vinificaciones con crianza de unos 5-6 meses en roble.
Color rojo oscuro de capa media, ribete violáceo.
En nariz aporta mucha fruta roja y negra, también pimienta y vainilla.
En boca es fresco, sabroso y sedoso. Persisten y se redondean las notas de nariz. Buena acidez. Muy fácil de beber. Retrogusto medio.
Costó unos 14 €.
Me encantó, no puedo decir otra cosa. Una sorpresa en cada uno de sus placenteros sorbos. La idea de probar vinos diferentes cobra sentido al probar algo así. Me quito el sombrero.

domingo, 16 de abril de 2017

7 Navas Roble 2012

Un abulense:
-7 Navas Roble 2012 (V.T. Castilla y León), monovarietal de garnacha con seis meses de crianza en barrica de roble.
Color cereza, ribete granate.
Nariz potente con recuerdos de mucha fruta madura. Interesante.
En boca se muestra fresco e intenso a la vez. Sabroso. Retrogusto largo.
Fue un regalo, desconozco el precio.
No lo conocía y la verdad es que me pareció correcto. A veces ocurren estas cosas.
Se le puede dar una oportunidad.

miércoles, 12 de abril de 2017

La Maldición Gleba de arcilla 2014

Un madrileño diferente:
-La Maldición Gleba de arcilla 2014 (D.O. Vinos de Madrid), monovarietal de tempranillo de la misma parcela con diez meses en roble francés.
Color granate de capa media, ribete violáceo.
En nariz aparecen frutas rojas y especias. Intenso.
En boca se muestra ligero y a la vez estructurado. Fresco. Goloso. Retrogusto largo.
Costó unos 10 €.
Es un buen vino, comprendo sus éxitos y sus buenas críticas mas no es mi ideal. Puedo disfrutarlo, y lo haré si tengo ocasión...
Frescura.

sábado, 8 de abril de 2017

La Boscana, Bellvís (Lleida)

Para algunos críticos fue una sorpresa que este restaurante recibiera una estrella Michelin, veamos pues...
La finca está algo alejada de todo, pero se llega bien.
La sala es una de las más bonitas que recuerdo. Grandes cristaleras, decoración actual y acertada y mucho espacio. Una antigua cuadra se ha convertido un un espacio de máximo confort.
Mesas muy bien vestidas y copas adecuadas.
Definen su propuesta como cocina catalana contemporánea y parece una etiqueta certera, si es que alguna realmente lo es. Hay carta y varios menús. Escogimos el más corto de ellos, menú de la mama Roser. Al precio, 42 € hay que añadirle 3 € del pan y el IVA, algo que detesto, ¿no se me puede informar del precio real del menú?. En lo enológico se ofrece carta amplia, interesante y ecléctica a precio muy comedido, casi de tienda. Escogí un Château Cap de Faugères 2011 (Castillon-Côtes de Bordeaux A.O.C.), que me maravilló.
Para el aperitivo se invita a pasar a la cocina, iniciativa que aplaudo especialmente.
Comimos:
-Festival de snacks sorpresa (fuet, croqueta, pistachos en tempura, obulato con arroz salvaje y kimchi, cacahuetes miméticos, oliva esferificada, pan con tomate, coppa Joselito y manzana convertida en un refrescante cocktail, algunos bocados con más efecto que sabor, pero también buenos logros como el fuet, los cacahuetes o el cocktail, disfruté)
Se sirvió una copa del correcto Juvé y Camps Reserva de la Familia 2012 (D.O. Cava).
Ya de vuelta a la mesa llegó un buen pan con un mejor aceite de la zona, Umami.
-Capuchino de calçots (muy rico)
-Pulpo con cremoso de patata y emulsión de pimentón de la Vera (gran punto del cefalópodo, no me gustó tanto el puré, esperaba más del conjunto)
-Nuestro canelón (preparación clásica conseguida, un homenaje a todas las madres y abuelas y a la cocina casera en la que está basado todo)
-Bacalao con garbanzos y espinacas (buen producto pero guiso anodino, propongo una revisión)
-Pollo de corral crujiente con cigalas (bajo una ridícula y seca cigala había un pollo muy bien cocinado, la verdad)
Compartimos los postres:
-Diez maneras de comer chocolate Guanaja al 70% de Valrhona (nubes y claros, destaco de entre todas el helado, potente)
-Leche, cacao, avellanas y azúcar (con un suplemento de 3 €, recuerdo mejores versiones de este postre aunque estuvo a buen nivel)
El café es de nivel.
El personal se mostró amable y correcto, pero en este apartado también se debe profundizar.
Pagamos 65 € por persona. Si nos ceñimos exclusivamente a la comida se antoja excesivo.
La sala y el efectismo todavía están por encima de los platos, o esa fue mi impresión. Hay mucho trabajo y buena mano en esa cocina, eso se ve, pero falta perfeccionar los acabados de las preparaciones y falta intensidad en los sabores.
Con todo y con eso, la experiencia fue positiva. En este espacio es fácil disfrutar.

lunes, 3 de abril de 2017

Ritual Pinot Noir 2015

Otro chileno:
-Ritual Pinot Noir 2015 (Valle de Casablanca, Chile), monovarietal de pinot noir fermentado con levaduras nativas.
Picota intenso con ribete violáceo.
Nariz compleja con recuerdos de fruta fresca, flores y tierra húmeda.
En boca se muestra elegante y equilibrado, con una magnífica acidez. Retrogusto medio y agradable.
Fue un regalo pero creo que está en unos 15 €.
Un buen vino, fácil de beber pero a la vez interesante. Adecuado, además, para casi cualquier ocasión.

domingo, 2 de abril de 2017

Especias para sopa Tom Yam deSIAM

Soy poco amigo de este tipo de preparados asiáticos que no consiguen parecerse a los platos originales, pero estas especias son diferentes.
No es sopa terminada ni mucho menos, ha de añadirse al agua de cocción junto a champiñones (o Portobello para mejor resultado), gambas, lima, salsa de pescado y cilantro fresco. Y realmente queda delicioso, que de eso se trata.
Cuesta unos 2 € el paquete de cinco sobres, muy adecuado.
La marca es prestigiosa, pero no es fácil de encontrar en España. Yo las compro en El Corte Inglés.
Probadlo, esto es solo una recomendación.